Entre los fines para los que se creó la Asociación está defender los intereses de sus asociados y buscar el reconocimiento y la importancia de los festivales como eventos artístico - culturales diferenciados de los conciertos de música.

En este sentido, la Asociación se erige como representante de los intereses de los organizadores de festivales al objeto de configurar un espacio común donde promover y gestionar proyectos e iniciativas relacionadas con las actividades propias de los organizadores de festivales, contribuyendo y favoreciendo el incremento de la competitividad, visibilidad e internacionalización de las empresas asociadas, así como ayudando a la formación del sector mediante la gestión de acciones formativas, a través de la organización de jornadas, cursos o seminarios.

Para ello, la Asociación favorecerá y velará por que se respeten las normas de la competencia leal entre empresas del sector y cumplimiento normativo en materia de fiscalidad, seguridad social, salud y seguridad, prevención de riesgos laborales, política de consumidores y usuarios y derecho de la competencia. 

Por otro lado, la Asociación prevé configurarse como un canal de diálogo e interlocución con las entidades de gestión de propiedad intelectual, nacionales y extranjeras, con la finalidad de negociar el uso de repertorio que gestionan de manera específica y diferenciada de los festivales de música frente a otro tipo de usos y usuarios.